Importancia de los principales macronutrientes en la dieta y la vida activa.

 

Tener una vida saludable no es cuestión ni de extremos ni de tomar bandos. Es más un conjunto de acciones. No es comer sano y no moverse, o ser muy activo y no darle atención a la alimentación. La verdad es que la dupla nutrientes-deporte es la que te puede llevar a alcanzar no sólo metas estéticas, sino a sentirte bien y por qué no, verte mejor en el proceso.

Y todos los macronutrientes son importantes para poder rendir lo máximo en la disciplina deportiva que te propongas. Los carbohidratos, grasas saludables y por supuesto, proteínas, son indispensable para quien quiera estar sano y tienen especial importancia para quien quiera mantener una vida activa.

Los carbohidratos son la fuente de energía por excelencia, no sólo para el ejercicio, sino para la vida en general. Medlineplus.gov nos explica que comidas como granos y cereales nos proveen de energía, vitaminas, fibra y minerales necesarios para nuestro funcionamiento. Y si bien azúcares simples como dulces y pasteles también entran en este tramo, no son los de vital importancia para nuestra vida (son entretenidos, pero vitales, no tanto). Los carbohidratos antes de tu sesión deportiva son necesarios para poder rendir en tu práctica y después de la misma para reponer la energía gastada. Las cantidades siempre van a depender de tu composición corporal, tus objetivos y tu meta u objetivo pero la publicación señala que las personas que entrenan por más de 90 minutos deben comer (o beber) carbohidratos con proteína en un periodo de al menos dos horas después de la actividad deportiva.

Las grasas también tienen su función específica en nuestro cuerpo. Ellas no son sólo una fuente de energía, sino que también funcionan como bloques estructurales del cuerpo, son vehículos para la distribución de vitaminas y están involucradas en un gran número de funciones biológicas de crecimiento y desarrollo, como nos explica eufic.org. Como fuente de energía, esta se acumula en el cuerpo para ser usada cuando sea necesaria (la grasa corporal). Como componente estructural de las células, permitiendo la entrada y salida de elementos e intercambio de información dentro y fuera de estas partículas. También nos ayudan a la absorción de vitaminas liposolubles como la A, D y E. Lo que hay que tomar en consideración, cuando hablamos de carga energética de las grasas, es que cada gramo de esta sustancia consta de 9 calorías (versus las 4 calorías de carbohidratos o proteínas) por lo que es nutricionalmente más densa. Lo que quiere decir que debemos estar atentos del tamaño de sus porciones en la dieta para poder llegar a nuestros requerimientos calóricos específicos.

Y por supuesto, no podemos dejar por fuera las proteínas. Cuando hablamos de ejercicio, el músculo es en quien centramos nuestra atención. Sea para el crecimiento o para resistencia cardiovascular, necesitamos mantenerlos sanos y por eso la proteína cobra especial protagonismo. Este macronutriente es esencial para el crecimiento muscular y la reparación de tejidos. Si bien puede ser usado como fuente de energía, esto sucede sólo cuando las reservas de carbohidratos han sido gastadas.

Authoritynutrition.com nos cuenta que el músculo está hecho principalmente de proteína, por lo que debemos mantener un sano consumo de este macronutriente en nuestras dietas. Si bien el músculo no va a crecer sólo por el consumo de proteínas (debe haber la correcta estimulación externa, es decir, ejercicio) tampoco puede crecer sin la presencia de las mismas en nuestra dieta. Y no sólo promueven el crecimiento de este tejido, sino que evitan la pérdida de los mismos, sobre todo cuando se está perdiendo peso. Además, nos ayudan reparando nuestro cuerpo, ya que forman los bloques de construcción de los tejidos y órganos. Las proteínas en forma líquida, como los batidos de whey, son una gran manera de poder acceder a este macronutriente de manera rápida, efectiva (y divina, además)

Como ya mencionamos, las cantidades de cada uno de estos macronutrientes dependen de muchos factores, así como el momento ideal para su consumo (de lo que hablaremos en otra publicación). Lo que si debemos tener en cuenta, es que todos tienen su función específica en nuestro cuerpo y para el deportista y quien quiera manenter una vida activa, tiene que tenerlos presentes siempre en su dieta.


Clementina Ramos
Clementina Ramos

Autor